NOTA IMPORTANTE:

Las páginas y recursos citados en este blog, son links de webs encontradas navegando, por lo tanto los administradores de este blog quedan libres de cualquier responsabilidad que se les quiera atribuir. Además, queda establecido que cada persona que acceda al blog, es consciente de que los materiales citados son marcas registradas de sus respectivos autores, por lo que el acceso a las páginas y la posible descarga de ellos será responsabilidad de cada uno.
E-mail de contacto: cosasdeaudicionylenguaje@yahoo.es

domingo, 26 de febrero de 2012

NOVELA: ¿A dónde vamos papá?

Continuamos con las recomendaciones, en este caso con la siguiente novela:
Fournier, Jean-Louis: "¿A dónde vamos papá?",
  Ed. Destino, 2008.
"¿Adónde vamos, papá?" tiene una base real: Jean-Louis Fournier tuvo dos hijos discapacitados físicos y mentales. Y, partiendo de esa base, Jean-Louis intenta decirles -como si de una gran carta se tratase- lo que nunca llegó a hacer de palabra.
 Es esta una tierna novela autobiográfica. En ella un padre recrea su experiencia como padre de dos hijos con discapacidad física e intelectual. La obra narra el nacimiento de los niños, las dificultades diarias y las pequeñas alegrías que hacen soportable cada día, con sentido del humor. El texto, en realidad, toma la forma de una agridulce carta de amor de un sacrificado padre a sus hijos, y, aparte de sus limitados valores formales, el relato de Fournier conmueve desde la primera página. 
 
Una pequeña joya, una bellísima carta de amor incondicional, una hermosa lección de vida. «Hasta este momento, no había hablado jamás de mis hijos. ¿Me daba vergüenza? ¿Huía de la compasión de los demás? Quizás una mezcla de todo ello. Ahora que el tiempo apremia, que el fin del mundo está cerca y que cada vez me descubro más biodegradable, he decidido escribir un libro. No quiero olvidarlos, ni que sólo quede de ellos una foto y un carné de invalidez. Quiero escribir cosas que no les he dicho nunca. Hablar de mis remordimientos. A veces no he sido un buen padre. Muchas veces, simplemente no los soportaba, me resultaba difícil quererlos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada